Tratamientos2018-11-27T19:47:42+00:00

Tratamientos

La inducción de ovulación ayuda a los folículos a crecer a través del uso de medicamentos orales o inyectables. Muchas veces la inducción de la ovulación es el único tratamiento que necesitan las mujeres que no ovulan o liberan un ovocito cada mes.

Para este tratamiento se deben tomar de 1 a 3 píldoras por 5 días al principio del periodo menstrual. Por lo general estos fármacos se usan en combinación con la inseminación artificial o coito dirigido.

El objetivo es que se liberen los óvulos justo para el momento en que se ha planificado la inseminación artificial o el coito dirigido, incrementándose así las posibilidades de embarazo, aunque también aumentan en un 10% las posibilidades de mellizos o gestación múltiple.

La estimulación ovárica controlada implica estimular los ovarios para que produzcan óvulos de manera y con medicamentos similares a los utilizados en fecundación invitro, por medio de medicamentos inyectables. Contrario a las píldoras, estas inyecciones pueden reclutar varios folículos (ovocitos) a la vez por lo que este abordaje terapéutico presenta un mayor riesgo de mellizos y de gestación múltiple (30%), usualmente se reserva para pacientes mayores con menores posibilidades de embarazo o para aquellos casos en los que los fármacos por vía oral no funcionaron.

La inseminación artificial (intrauterina) es el procedimiento mediante el cual se coloca una muestra de semen concentrado directamente dentro el útero. Este procedimiento es muy útil en casos donde hay una disminución de la cantidad de espermatozoides (factor masculino) o en aquellos casos de infertilidad inexplicable. Al tener relaciones normales la mayoría de los espermatozoides mueren en la vagina mientras que mediante la inseminación artificial se preserva la mayoría de los espermatozoides viables los cuales además tienen una ventaja al estar más cerca de los óvulos.

La inseminación artificial se debe realizar de manera sincronizada con el momento de la ovulación.  En Panamá Fertility utilizamos exámenes hormonales de sangre y ultrasonidos para determinar el momento preciso de la ovulación a fin de ejecutar el procedimiento en el momento más adecuado.

Luego de la ovulación se prepara una muestra de semen que será colocada en la parte interna del útero utilizando un catéter de pequeño calibre. Se trata de un procedimiento indoloro que no dura más de 5 minutos. Unos minutos después de haber depositado la muestra de semen en el fondo del útero los espermatozoides alcanzan el óvulo de manera que posterior al procedimiento se puede proseguir con las rutinas diarias sin ningún tipo de cambio.

Para mejorar los resultados de la inseminación artificial es posible utilizar diferentes medicamentos, siendo los más comunes las píldoras orales aunque algunas pacientes pueden beneficiarse de medicamentos inyectables así como de suplementos de progesterona.

Usualmente un ovocito madura cada mes, pero cuando se realiza la estimulación ovárica para IVF o ICSI se procura que varios ovocitos crezcan y maduren en un ciclo.

Para la FIV se deben extraer estos ovocitos antes de que maduren y liberen el óvulo de manera que puedan ser fertilizados en el laboratorio de embriología y luego de unos días, colocar el embrión dentro de la paciente para lograr el embarazo.

Durante la FIV se “juntan” varios espermatozoides y un óvulo en el laboratorio de embriología mientras que con el ICSI se escoge un espermatozoide que será inyectado directamente dentro del óvulo.

Aunque los avances en medicina reproductiva han sido importantes en los últimos años aún se depende de que la mujer cuente con cierto número de óvulos saludables disponibles; es por ello que a veces hay casos donde por más esfuerzos que se realicen, no hay suficientes óvulos de buena calidad para lograr una gestación.

Cuando esto sucede, las donantes de óvulos se convierten en la única opción que ha ayudado a miles de familias a lograr sus sueños. A estas donantes se les realiza exámenes estrictos para asegurarse de que tu bebe sea sano. En estos casos las tasas de embarazo por transferencia oscila en torno al 60% por intento.

Por más de 30 años, la ovodonación ha permitido a miles de parejas cumplir su sueño de tener un Bebé en Casa. En los EE.UU. se realizan más de 19.000 ciclos de ovodonación anualmente, estimándose que aproximadamente 1 de cada 10 bebés nacidos luego de FIV son gracias a la ovodonación.

Según estudios recientes el vínculo madre/hijo en embarazos donde se empleó la  ovodonación es exactamente igual al de un embarazo natural. Luego de 9 meses en el útero existen cambios en el ADN del embrión que son influenciados por la madre, esto significa que aunque no compartan el mismo ADN, la madre puede tener influencia sobre ciertos factores genéticos del bebé que le acompañarán por el resto de su vida.

En Panamá Fertility contamos con un equipo dedicado a seleccionar, entrevistar y realizar los exámenes a las donantes de óvulos. Usualmente, son mujeres entre 21 y 30 años que desean ayudar a otras mujeres a lograr su sueño de ser madre. Ellas son sometidas a múltiples exámenes según las recomendaciones de la FDA.  Debido a los estrictos controles a los que deben someterse para garantizar óvulos de óptima calidad, menos del 5% de las aplicantes, logra convertirse en donante de óvulos para las pacientes de Panamá Fertility.

Esta es una decisión totalmente personal, en Panamá Fertility contamos con una coordinadora de ciclos que le ayudará a sopesar las diferentes opciones.