Generales2018-11-27T19:50:50+00:00

GENERALES

Existen muchas causas de infertilidad. Para lograr un embarazo exitoso es necesario que un óvulo saludable se encuentre con espermatozoides saludables y fertilice el ovulo, creando asi un embrión. Este embrión debe encontrar un lugar adecuado para crecer, es decir, un utero saludable. Si existe un problema en cualquiera de estas etapas es posible que se presenten  dificultades para lograr el embarazo.

Algunas de las condiciones que encontramos que dificultan el embarazo frecuentemente son:

  • En algunas mujeres los ovarios no liberan un óvulo cada mes debido a desbalances hormonales
  • En el hombre, puede ocurrir que no esté produciendo suficientes espermatozoides, o que estos no estén saludables.
  • Otra posibilidad es que las trompas de Falopio estén bloqueadas o no funcionales lo que evita la unión del óvulo y espermatozoides

Finalmente el problema también puede estar en alguna condición del útero como fibromas, pólipos o infecciones

Es sumamente importante recalcar que no todas los casos de infertilidad se deben a factores femeninos, de hecho en 30 a 40% de las parejas con problemas de fertilidad la causa es el factor masculino.

En una eyaculación “normal” hay más de 15 millones de espermatozoides móviles por milímetro cúbico sin embargo algunos hombres producen una cantidad menor o no producen espermatozoides; por otro lado en algunos casos se producen suficiente espermatozoides pero existen obstrucciones en los ductos que evitan que estos sean liberados.

Solo porque el semen parezca normal, no significa que hay espermatozoides o de haber, que estos, sean normales. Para saber estos detalles, es importante una muestra de esperma se analice en un laboratorio dedicado a infertilidad.

La Fecundación In Vitro no debe realizarse necesariamente en todos los casos. De hecho en Panamá Fertility no existe “la mayoría de la gente,” cada paciente y su pareja son tratados individualmente de acorde a su condición. Trabajamos con estándares y protocolos probados de alta calidad, sin embargo, el plan de tratamiento es personalizado a la paciente. A fin de conocer cual es el mejor protocolo para cada paciente llevamos a cabo el Programa de Evaluación Integral, el cual está diseñado específicamente para poder dar una solución satisfactoria en el 95% de los casos y una respuesta el mismo día de tu consulta.

El DGP permite las tasas de embarazo más altas por cada embrión que se transfiere. Sin importar la edad, en caso de tener un embrión cromosómicamente normal, la transferencia embrionaria puede alcanzar tasas de éxito de hasta 70% en un solo ciclo; esto nos permite tener mayor confianza en el embrión a transferir por lo que se puede transferir un solo embrión a la vez. Esto se traduce a una tasa más alta de implantación, disminuye las tasas de perdida de embarazo, permite lograr el embarazo en el menor tiempo posible, lo cual significa que puedes tener tu bebe en casa más rápidamente.

Finalmente, es importante entender que con DGP es posible que no se identifiquen embriones normales para transferir. Aunque esta es una experiencia decepcionante, lo más importante es comprender que también significa que se evitó una posible transferencia fallida o una pérdida de embarazo, con todo el dolor y tiempo que esto conlleva.

Estamos muy orgullosos de tener las tasas de éxito más altas de la región. Las tasas de embarazo y bebé en casa luego de un ciclo de FIV están íntimamente ligadas a la edad de la paciente y entrenamiento y experiencia del doctor. Esto se debe a que a conforme aumenta la edad disminuye la  cantidad de óvulos disponibles a la vez que aumentan las probabilidades de perder el embarazo, todo ello como consecuencia del envejecimiento ovárico.

Algunas mujeres necesitarán varios intentos de FIV antes de lograr el embarazo, es por ello que hemos creado Programas Integrales tales como Bebé en Casa, donde con un costo mucho menor tienes varias oportunidades de lograr tener a tu Bebé Contigo™. Este plan incluye todo lo necesario para que lograr este objetivo.

La reserva ovárica de la mujer esta directamente relacionada con su edad y tiene dirección directa con la cantidad de óvulos que podrá producir durante una estimulación ovárica.

La reserva ovárica disminuye gradualmente luego de los 30 años lo cual hace que el potencial de lograr un embarazo disminuya con la edad. A fin de determinar la reserva ovárica de cada mujer se llevan a cabo varios estudios entre los que se encuentran: medición de los niveles de Hormona Anti-Mulleriana (AMH) y Hormona Folículo Estimulante (FSH) así como el conteo de folículos antrales empleando ultrasonido (AFC).

Para lograr ovular cada mes es necesario que ocurran de manera sincronizada varios eventos hormonales que involucran el cerebro, la glándula pituitaria (hipófisis) y los ovarios.

Algunas condiciones médicas, el estrés y otras situaciones  pueden influir negativamente en la sincronización de esta secuencia de eventos; es por ello que si una mujer no ovula cada mes deben descartarse condiciones como el síndrome de ovarios poliquísticos (SOP), alteraciones tiroideas y elevación de la hormona prolactina, por mencionar tan sólo las situaciones más comunes.

Existen varias formas de evaluar las condiciones uterinas. Principalmente se buscan problemas estructurales que puedan impedir el desarrollo del embrión tales como los pólipos o fibromas uterinos. La mejor forma de evaluar la cavidad uterina es mediante un histerosonograma (también conocido como sonograma con infusión de solución salina) o mediante histeroscopia. Estos examenes permiten ver de forma detallada la estructura del endometrio. En ocasiones será necesario realizar una biopsia de endometrio para descartar inflamación crónica e incluso puede ser necesario llegar a tener que realizar estudios moleculares.

Para los hombres la evaluación es menos compleja. Se realiza un análisis de esperma, conocido como espermiograma, para visualizar la cantidad de espermatozoides presentes en el eyaculado y determinar si la cantidad y el movimiento de estos es adecuado para lograr llegar y fertilizar un óvulo. Una cantidad baja de espermatozoides puede ser secundaria a problemas en la producción o bloqueos en los ductos masculinos lo cual previene que se liberen suficientes espermatozoides. Es muy importante entender que aunque un eyaculado parezca normal, este puede ser anormal cuando se examine.

Nuestro Programa de Evaluación Integral fue desarrollado para poder darle respuesta al 95% de las mujeres el mismo día de su primera visita.

Tradicionalmente las parejas tienen que esperar meses para los resultados, pero conscientes de que su tiempo es valioso hemos desarrollado este programa para ayudar a disminuir el estrés asociado a infertilidad.

La FIV implica una serie de pasos que típicamente incluyen:

  • 8-12 días de estimulación ovárica hasta llegar a la extracción ovocitaria
  • El día de la extracción ovocitaria se fecundará el óvulo con el espermatozoide
  • Luego dependiendo de cada caso particular decidiremos en conjunto con la pareja que ruta tomar para los pasos subsiguientes:
    • ¿Fertilización/Fecundación: FIV convencional o ICSI?
    • Cuando realizar la transferencia embrionaria: ¿Transferir en el día 3 o el día 5?
    • Transferencia embrionaria: ¿Fresco o Congelado?
    • De ser congelado, ¿se realizará la transferencia en el futuro utilizando un ciclo natural o artificial?
    • Exámenes genéticos: ¿Realizamos Diagnóstico Genético Preimplantación antes de la transferencia?

Dependiendo de su caso individual, nuestro equipo de doctores le ayudaran a tomar estas decisions.

Un embarazo necesita que un embrión saludable sea transferido de forma delicada a un útero receptivo, en el momento justo. Un embrión saludable (euploide) tiene 46 cromosomas. Demasiados o muy pocos cromosomas hacen que el embrión probablemente no se implante o termine en pérdida del embarazo.

Por su parte, un embrión euploide tiene aproximadamente 70% de posibilidades de implantarse con éxito, esto hace que en promedio se necesiten entre uno y dos embriones euploides por ciclo para lograr un embarazo.

No es necesario transferir todos los embriones. Nos basamos en las guías del American Society for Reproductive Medicine para determinar el número ideal de embriones a transferir en cada caso; el excedente, puede ser criopreservado para utilizarse en un ciclo subsecuente en caso de que el primero no funcione o cuando la pareja decida tener otro bebé en el futuro.

La criopreservación de embriones inició hace décadas y actualmente alrededor del 98% de los embriones conservados con esta técnica sobrevive. Los estudios demuestran que los resultados luego de una transferencia de embriones criopreservados son similares o hasta mejores que los de una transferencia en fresco.

Hay diferentes razones por la cuáles podemos recomendar la criopreservación de los embriones a fin de transferirlos en otro ciclo.

  • Elevación de progesterona prematura: Si la progesterona se eleva antes de lo normal puede causar alteraciones en la ventana de implantación del endometrio que usualmente dura 24 horas. Esto implica una reducción de las posibilidades de lograr el embarazo en esa transferencia.
  • Problemas en el endometrio: En algunas ocasiones se puede detectar un pólipo o líquido en la cavidad endometrial, ambas situaciones pueden afectar negativamente las posibilidades de éxito de esa transferencia específica.
  • Riesgo de hiperestimulación ovárica: En pacientes que producen muchos óvulos los ovarios pueden resultar hiperestimulados y necesitan un tiempo para que se regulen las hormonas. En estos casos puede ser peligroso transferir el embrión y que la paciente quede embarazada.

La criopreservacion de embriones inicio en los años 80, desde entonces han habido embarazos y recién nacidos de embriones congelados por más de 20 años sin haberse detectado problema alguno.

Desafortunadamente, alrededor de 20 a 25% de todos los embarazos terminan en pérdidas. Las posibilidades aumentan según la edad de la paciente.

A los 20 años entre 10 y 15% de los embarazos terminan en pérdidas mientras que a los 45 años ese porcentaje alcanza el 75%.

La Fecundación In Vitro (FIV) sola no puede prevenir una pérdida de embarazo pero si permite realizar el Diagnóstico Genético Preimplantación (DGP) de los embriones, asegurandose que el embrion a transferir sea cromosomicamente normal, lo cual ayuda a disminuir las probabilidades de pérdida de embarazo por lo que se incrementan las posibilidades de un Bebé en Casa luego de una transferencia embrionaria.